Ángulo ocluíble

El “ángulo” es la parte del ojo donde el iris se une con la córnea y la esclera.  El sistema de drenaje del ojo, la malla trabecular o trabeculado, está localizado en esta región.

El glaucoma de ángulo cerrado típicamente afecta ojos anatómicamente “pequeños”, en los cuales las estructuras intraoculares ocasionan el abarrotamiento del segmento anterior.  En el glaucoma primario de ángulo cerrado, la obstrucción del ángulo por el iris periférico lleva a un aumento de PIO y daño al nervio óptico. [enlace a la página de Glaucoma de ángulo cerrado]

El contacto entre el iris y el trabeculado representa un factor de riesgo para el desarrollo de la enfermedad.  En estos casos, sin importar la existencia de valores normales de PIO y/o apariencia normal del disco óptico, el tratamiento debe ser indicado para prevenir la secuencia de eventos que pueden llevar al glaucoma de ángulo cerrado.  El diagnóstico de ángulo ocluíble, sin otras anormalidades oculares, significa que le detección se ha realizado de manera temprana en el proceso de la enfermedad.

El mecanismo más frecuente de cierre angular es llamando bloqueo pupilar, y ocurre debido al bloqueo relativo del flujo de fluido a nivel de la pupila, desde la parte posterior a la parte anterior del ojo, lo que causa el abombamiento anterior del iris y el estrechamiento del ángulo. [enlace a Animación de bloqueo pupilar-cierre angular]

La terapéutica habitual a ser considerada en el tratamiento del cierre angular es la iridotomía laser.  Este procedimiento creará una nueva comunicación a través del iris entre las cámaras anterior y posterior, y apunta a solucionar el mecanismo de bloqueo pupilar, resolviendo el abombamiento anterior del iris y, en la mayoría de los casos, abriendo el ángulo.  [enlace a página de Iridotomía periférica] La cirugía de cataratas o la remoción del cristalino natural y su reemplazo por una lente artificial más delgada, también pueden ayudar a la apertura del ángulo.


Ángulo ocluíble Fig. 1

Fig. 1. Ángulo abierto normal (izquierda) y drenaje acuoso normal (centro). La figura a la derecha muestra bloqueo pupilar y cierre angular, debido a contacto entre el iris y el trabeculado.


Ángulo ocluíble Fig. 2

Fig. 2. La figura a la izquierda muestra bloqueo pupilar y ángulo cerrado. La figura en el centro muestra iridotomía laser (orificio en el tejido del iris). La figura a la derecha muestra una iridotomía permeable, que comunica las cámaras anterior y posterior, eliminando el bloqueo pupilar y abriendo el ángulo.


Ángulo ocluíble Fig. 3

Fig. 3. Iridotomía laser. Figura izquierda: las flechas rojas muestran la iridotomía. Figura derecha: iridotomía superior.


World Glaucoma Association

Mensaje importante para los pacientes con glaucoma

Es importante que usted sea regularmente examinado para glaucoma. Si le han diagnosticado glaucoma, actualmente existen opciones de tratamiento efectivas disponibles, y el tratamiento y el seguimiento regulares pueden ayudarlo a que usted preserve su visión por su tiempo de vida, evitando quedarse ciego innecesariamente.

Usted puede vivir felizmente con glaucoma y disfrutar una excelente calidad de vida, particularmente si la enfermedad ha sido detectada de manera temprana y tratada a tiempo. Siempre recuerde que una vez que usted tiene glaucoma, deberá estar bajo el cuidado de un oftalmólogo por el resto de su vida.

Existe mucha investigación en desarrollo y nuevos tratamientos que pueden estar disponibles para el glaucoma en un futuro cercano.

World Glaucoma Association