Hipertensión Ocular

Esta condición ocurre en ojos con PIO elevada, sin daño en el nervio óptico.  Debido a características individuales que determinan una susceptibilidad disminuida a la enfermedad, estos ojos no desarrollan glaucoma.  Esto puede ser parcialmente explicado en algunos casos por un espesor corneal central aumentado (córnea gruesa), lo cual puede llevar a mediciones imprecisas de la PIO por el tonómetro (sobreestimación de la PIO).

De cualquier manera, es importante recalcar que algunos ojos con PIO elevada pueden estar simplemente en el comienzo del proceso de la enfermedad, es decir que no ha habido tiempo suficiente para dañar al nervio óptico.  Si este es el caso, con el tiempo, el glaucoma se desarrollará.

El oftalmólogo deberá discutir con el paciente las ventajas y desventajas de los diferentes abordajes para el manejo de esta condición en cada caso, incluyendo sólo observación o tratamiento.

En todos los casos de hipertensión ocular, el seguimiento continuo a largo plazo es altamente recomendado, y algunos estudios oculares serán necesarios para el monitoreo apropiado.


World Glaucoma Association

Mensaje importante para los pacientes con glaucoma

Es importante que usted sea regularmente examinado para glaucoma. Si le han diagnosticado glaucoma, actualmente existen opciones de tratamiento efectivas disponibles, y el tratamiento y el seguimiento regulares pueden ayudarlo a que usted preserve su visión por su tiempo de vida, evitando quedarse ciego innecesariamente.

Usted puede vivir felizmente con glaucoma y disfrutar una excelente calidad de vida, particularmente si la enfermedad ha sido detectada de manera temprana y tratada a tiempo. Siempre recuerde que una vez que usted tiene glaucoma, deberá estar bajo el cuidado de un oftalmólogo por el resto de su vida.

Existe mucha investigación en desarrollo y nuevos tratamientos que pueden estar disponibles para el glaucoma en un futuro cercano.

World Glaucoma Association