Glaucoma primario de ángulo abierto

Como en todas las formas de glaucoma, el daño de órgano final es la cabeza del nervio óptico.  Una PIO lo suficientemente elevada dañará el nervio óptico, el cual es la estructura que conecta lo que ven los ojos con el cerebro.

El “ángulo” es la parte del ojo donde el iris se une con la córnea y la esclera.  El sistema de drenaje del ojo, la malla trabecular o trabeculado, está localizado en esta región, la que consiste en múltiples capas de tejido conectivo colagenoso.  Los haces trabeculares forman una estructura similar a una red que crea capas con espacios grandes y pequeños entre los haces.

El glaucoma de ángulo abierto, como lo sugiere su nombre, está caracterizado por un ángulo abierto.  Nada obstruye el flujo de humor acuoso en su camino hacia el trabeculado, sin embargo, existen anormalidades dentro de los espacios del sistema de la malla trabecular que provocan una resistencia aumentada al flujo del fluido.  La presión del fluido dentro del ojo (PIO) se eleva, y habitualmente sin síntomas daña al nervio óptico.


Vid. 1.


Glaucoma primario de ángulo abierto Fig. 1

Fig. 1. Flujo de salida normal. La región donde el iris se une con la córnea se llama “ángulo” (localización del Sistema de drenaje del ojo).


Glaucoma primario de ángulo abierto Fig. 2

Fig. 2. Foto real de la pared del ángulo humano – localización de la malla trabecular.


Glaucoma primario de ángulo abierto Fig. 3

Fig. 3. Sistema de drenaje del ojo: las flechas azules muestran el flujo de salida normal, las flechas rojas muestran el impedimento en el flujo de salida debido al dererioro de la malla trabecular.


World Glaucoma Association

Mensaje importante para los pacientes con glaucoma

Es importante que usted sea regularmente examinado para glaucoma. Si le han diagnosticado glaucoma, actualmente existen opciones de tratamiento efectivas disponibles, y el tratamiento y el seguimiento regulares pueden ayudarlo a que usted preserve su visión por su tiempo de vida, evitando quedarse ciego innecesariamente.

Usted puede vivir felizmente con glaucoma y disfrutar una excelente calidad de vida, particularmente si la enfermedad ha sido detectada de manera temprana y tratada a tiempo. Siempre recuerde que una vez que usted tiene glaucoma, deberá estar bajo el cuidado de un oftalmólogo por el resto de su vida.

Existe mucha investigación en desarrollo y nuevos tratamientos que pueden estar disponibles para el glaucoma en un futuro cercano.

World Glaucoma Association